2ª Crónica desde Boy’s Town

Llevamos ya dos semanas en el proyecto Boy’s Town, y cada día se va notando más que somos una familia.

La obra va avanzando muy rápidamente. Los Hermanos están muy contentos con nuestro trabajo e incluso nos dicen que vayamos más despacio ya que estamos finalizando el trabajo que nos habían preparado.

Están muy agradecidos con nuestro trabajo. Por la noche, nos prepararon una cena especial, en la que nos enseñaron sus bailes típicos. A pesar de la diferencia del idioma, nos entendemos muy bien con los trabajadores, y combinando trabajo y diversión, hacemos muy buen equipo.

Hemos pasado mucho tiempo con los muchachos del proyecto esta semana y en muy poco tiempo hemos creado muy buenos lazos. Cada vez que los vemos, no tardan ni un segundo en saludarnos, siempre con una sonrisa llena de ilusión. En los deportes, seguimos compartiendo y disfrutando de jugar juntos.

Al llegar el fin de semana, Panneer nos llevó a visitar el proyecto fundado por el Hermano Kimpton, dirigido a niños y niñas con una situación familiar muy desestructurada (pobreza, huérfanos, madres viudas o con VIH). Este proyecto no está solamente dirigido a niños y niñas, sino que también proporciona apoyo a las madres. Nos inspiró mucho la dedicación y el servicio que ofreció el Hermano a la gente empobrecida, priorizando siempre la atención a los más pobres.

Segunda semana en la India y no podemos estar más contentos con lo que estamos viviendo y aprendiendo. ¡Os seguiremos contando!

Gente Pequeña 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *