Entrevista a Elena Amador (Delegada Local)

Cuéntenos algo de usted…

Soy una chica muy activa y dinámica, no sé parar quieta y siempre me gusta trabajar con las personas que más lo necesitan. Trabajo en un aula especialista y dirigida a niños con trastorno del espectro autista y aparte tengo un gabinete de logopedia. En verano me voy también de monitora voluntaria a un campamento de niños entre 9 y 13 años.

Me considero una persona alegre, extrovertida, no conozco demasiado la vergüenza, aunque aparte tengo mi genio, y no siempre es bueno. Soy muy amiga de mis amigos, doy todo por las personas que me demuestran y soy muy familiar.

Siempre he sido una persona autosuficiente e independiente, mis padres me educaron para que no tuviera que depender nunca de nadie y así ha sido.

¿Se considera una persona solidaria?

Yo creo que sí, siempre estoy dispuesta a ayudar como me gustaría que me ayudasen en un momento a mí.                 

¿Cree que otro mundo es posible?

En el mundo hay personas para todo, y cambiar esa mentalidad resulta difícil. No todo el mundo acepta las diferencias, y creen que cada uno estaría mejor con sus iguales, sin existir la inclusión. Si no nos paramos a mirar lo que tenemos a nuestro alrededor, difícilmente podremos ir más allá para cambiar el mundo, aunque si cada uno pusiésemos nuestro granito de arena, esto sería posible. A pesar de ello, aunque sólo seamos 2 los que queramos cambiar, seguro que nuestro gesto ayuda para algo.

¿Qué opina de la labor que realizan las ONGDS?

Me parece muy buena, son las que de algún modo se pueden acercar más a las personas o los lugares más necesitados y olvidados por todos. Hacen de nexo de unión entre la persona que quiere ayudar y la persona que lo necesita.

¿Cómo conoció a la ONGD PROYDE?

Hace 4 años, cuando comencé a trabajar en el Colegio La Salle de Teruel.

¿Qué le llevo a colaborar con PROYDE como Delegado Local?

Mi primer año en el cole, me ofrecí voluntaria para colaborar con todas las actividades que la ONGD PROYDE llevase a cabo, y al proponerme ser delegada local, no dudé en aceptar para poder acercar un poquito más esta ONGD Lasaliana a los padres, madres, niños y profesores del colegio.

¿Qué opinión tiene sobre el voluntariado?

Creo que para ser voluntario tienes que valer y lo tienes que sentir, no todo el mundo vale.

¿Ha vivido alguna experiencia significativa como voluntario?

Llevo 6 años siendo monitora voluntaria en un campamento para niños de entre 9 y 13 años… ¡y los que me quedan!

Hace unos años, presenté un proyecto para ser animadora infantil en la planta de pediatría del Hospital de Teruel. Fue una experiencia increíble, poder ir un ratito los fines de semana a alegrar un poco a esos pequeños pacientes que no entienden muy bien la situación que están viviendo. Ahora por falta de tiempo, es un proyecto que tengo abandonado pero que quiero retomar.

¿Qué recuerdos le vienen a la cabeza de esa experiencia?

Todos los recuerdos vividos como voluntaria son buenísimos, siempre ha sido un trabajo con niños, que es lo que a mí me gusta, son experiencias de las que aprendes y creces como persona.

¿Qué le diría a alguien para que colaborara con PROYDE?

Animaría a la gente para que le viesen la otra cara a la vida, para que sepan ponerse en el lugar de los otros. Colaborando con la ONGD PROYDE, pueden conocer de cerca los proyectos en los que trabajan.

¿Cree que todos debemos de colaborar con alguna ONGD?

Como ya he dicho, las organizaciones no gubernamentales de desarrollo sirven de nexo de unión para acercarse a la realidad que muchas personas están viviendo. La colaboración con cualquier ONGD sirve para ponerse en el lugar y conocer más de cerca otras caras de la vida que quizá, y por suerte, no nos ha tocado vivir. Quizá, colaborando con alguna ONGD, la gente se sensibilizaría más y podría cambiar la forma de ver el mundo y nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *